daño cerebral

Cómo es la nueva vida del afectado con daño cerebral

¿Qué significa la nueva normalidad del paciente con daño cerebral?

Luego de la pandemia, nos hemos acostumbrado al término de nueva normalidad. Asumimos que una vez pase todo lo relacionado con el virus volveremos a retomar los hábitos que teníamos antiguamente.

Sin embargo, esto no es lo que pasa con la persona que ha tenido un daño cerebral, para el afectado y su familia representa un cambio para toda la vida.

Así que debe aprender a convivir con el hecho de que ya no será la misma persona independiente de antes y que ahora va a depender de un cuidador.

Por supuesto, está determinado por el tipo de lesión, la persona y las circunstancias. Aunque el equipo médico tratante del caso les dirá que hacer y cuándo hacerlo, les dejamos algunas recomendaciones que pueden ayudar a la familia y el paciente con lesión cerebral a llevar su nueva vida.

Buscar apoyo

Tanto en la familia, como en los amigos y sobre todo en especialistas.

Hay pacientes que les cuesta adaptarse a su nueva vida, pueden sentirse deprimidos, asustados, ansiosos o estresados. Al igual que sus familiares.

Por eso, lo mejor es contar con el apoyo de profesionales en psicología que le ayuden en el proceso de adaptación y comprensión de las nuevas rutinas y actividades que deben ejecutar el paciente y su familia.

Además, le dará herramientas para el mejor manejo de las emociones.

Una nueva independencia tras el daño cerebral

Los pacientes con lesión cerebral, ya sea leve o moderada, van a tener un grado de dependencia con sus cuidadores. Bien sea en la dosificación de medicamentos o para realizar alguna actividad.

Pero, es importante respetar sus decisiones, no asumir que por necesitar ayuda para ciertas cosas es totalmente dependiente de otras personas.

Lo que también le permitirá sentir que puede tener el control de algunas situaciones.  

Salidas y actividades recreativas

Ir de paseo será una experiencia diferente.

Hay que escoger el día y la hora más adecuada para salir, reunirse con amigos, asistir a actividades al aire libre, etc. Tomando en cuenta la rutina diaria que tiene la persona con daño cerebral para la comida, medicamentos, …

Por eso, las primeras salidas deben ser breves y dependiendo de cómo se sienta la persona con lesión cerebral en esos momentos y posterior a ello, se pueden incrementar.

Ya sabemos que para la familia y el paciente supone una nueva vida, por eso hay que tratar que todos se adapten a esta realidad de la mejor manera.

En la Fundación Uner, puedes conseguir el apoyo que necesitas en la transición de las actividades y rutinas pasadas a las actuales y a enfrentar la nueva vida que les tocará vivir juntos ¡Escríbenos para ayudarte!

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp